Fin, Libro en Línea (quincuagésimo segundo dominical 2.016)

Fin, Libro en Línea


www.jorgemoncada.co 

El fin del mundo, no es igual a la terminación de un libro en línea.

La diferencia trascendental, se centra en el reto superado.

Declaro que es una publicación con sentido estrictamente apocalíptico y no logré evitar ser parte del  destino construido colectivamente. 



En 52 semanas consecutivas, escribí los aconteceres personales, traídos desde las redes sociales, especialmente desde Twitter, para complementar un cuento oscuro “on line”. 

Ahora veo que la improvisación es la inspiradora número uno; de estas 52 historias acerca del calentamiento global, defensa arbórea y aconteceres de la Moda Política. Creo que pocas pasan los estándares de lo aceptado socialmente.

Un blog de Google, es el hotel que aloja, estas páginas de superación personal, motivada por otros bloggeros y escritores cartagüeños, que con su constancia y libros tangibles, determinaron la decisión de lanzarme a la aventura disciplinada, de no perder inspiración.

En una análisis estadístico y empírico, puedo señalar que: la importancia, afectos e intereses, creados por las publicaciones con temática -calentamiento global- pasaron a segundo lugar, superado por los aconteceres políticos de los últimos meses, causado por la usurpación ideológica, que sufrió el calentamiento global de parte del los agentes emisores del propio efecto cambio climático. Y por la desfachatada entrada en escena de la “Teoría del Mundo Hostil”.

El cinismo político, fue el gran triunfador del año, las autocracias, manejadas con malos chistes y decisiones salidas del sentido común. Crearon una catalepsia en la opinión pública, que avocó a explicar el mal chiste y a encontrarle una salida contestaría en la “ética y moral”, en la “revolución y resistencia” que nunca han profesado.

Sin ser contrarios, los que ostentan la chequera, tiene un embellecedor totalitario en sus decisiones. Además, el mal proferido al futuro social, es comulgado con un mal ‘peor’.

La existencia de una oposición con la misma sangre, la misma familia y mismo modo operativo. Es el denominador activo.  Sólo se distinguen en el receptor temporal, en el beneficiario del consumo.  Antagonistas con el mismo grado de complicidad,  semejantes en estructura vital: neoliberales por moda y falso sentido social. 

Lo más simpático del año, es la reacción tardía, débil, sosegada y diplomática de la prensa tradicional. Cuál fue derrotada desde las redes sociales por las mal llamadas “fake news” o noticias falsas, que pulularon desde el inicio de la red, como burla, respuesta a décadas de engaño, sesgo y falsedad sistemática de la prensa tradicional. Recalco y asumo, que las vacas sagradas de la información, también disfrutan con los ‘likes, shares and views’, porque no han visto los míos.


Jorge Enrique Moncada Angel
@JorgeEMoncadaA 


El PosFracaso (cuadragésimo dominical 2.016)

El PosFracaso



www.jorgemoncada.co 
El conflicto es un fracaso y el posconflicto aún más. La lucha de clases con el apellido “pueblo”, es un error histórico. La pobreza endémica y el resentimiento cómo repercusión social, es latente. El atraso regional, contrasta con la diplomacia de alto nivel, que se realizó por Europa a tiempo de rolex; acompañado del  discurso de desigualdad y conflicto interno que supuestamente vivía Colombia. 

Jamás entenderé, cómo un grupo subversivo, sembraba minas anti-persona en los campos, cultivos y cerca a centros educativos; mientras enarbolada las ideas socialistas y la defensa del campesino y de los excluidos. “Las minas quiebra patas”, son un quiste de mala fe, de malos deseos, de negativa estima a la Colombia campesina.

Tal vez jamás entenderé, por la fuerza de la no razón, por qué adoptaron ideas de la ex Cortina de Hierro; mientras hablaban de lucha de clases y al mismo tiempo eran fieles doctrinarios de  teorías clasistas y verticales del bureau socio-político,  creado por la Guerra Fría, afín a Rusia y ajena a la realidad geográfica, racial, intelectual, cultural, histórica de la Colombia rural de los años 50’s y 60’s.

Podría resumir las consecuencias nacionales con una frase campesina, enseñada por mi padre: “lo ajeno, quita lo propio”.  -Esa gente-, lejana de nuestro contexto, sólo quiere imponer sus propias ideas sobre la creación del  cementerio de la historia de donde surgimos. -Esa gente-, son mercenarios desempleados, desechos de cambios que trajo la “Perestroika”, quienes llegaron a Suramérica a imponer un modelo social, surgido del discursos marxista-leninista en desuso. Cuyo fin es crear necesidad, para repartir más necesidad y saquear el Estado y la empresa privada. La «[anarquía.(«[sic]») 

Con el triunfo del No en el plebiscito, entramos en el posfracaso, cúal debe ser visto cómo una derrota. Una derrota decantada por la  democracia. Y la democracia es nuestra madre, madre de occidente, que tampoco le gustan las teorías fracasadas y suicidas.

Fracasó el vocero de la “lucha de clases”, en el plebiscito.

Fracasó el Gobierno, convocando a un plebiscito, qué no representa.

Fracasó la comunidad internacional, por falta de información, sobre actualidad colombiana.

Fracasaron los defensores del sí, en toda la expresión, que los aglutinó.

Fracasó el plan del “Eje del Mal”.

El acuerdo de paz según sentencia popular del 2 de Octubre de 2.016. Votado en urnas,  dio como ganador al NO. El proceso de paz debe ser construido de la A a la Z. Para que viva y tengan sentido la combinación de las  letras P, A y Zeta.

La manoseada palabra P.A.Z, ahora significa; politiquería colombiana.   

Jorge Enrique Moncada Angel 
@JorgeEMoncadaA

Bienvenidos a www.jorgemoncada.co “On Line”

Bienvenido a Jorge Moncada Angel, analista político, Seré responsable y  tendré la obligación de ser superior a mis atributos, de  contar siempre  la verdad.

BuenaMar Jeans

Tótem Gólem Colombiano Tótem Gólem Colombiano

Diseño y elaboración, Jorge Enrique Moncada Angel, en Cali-Colombia. Diseñador y productor de joyas, ambientalista por necesidad, comerciante por obligación, defensor de mi mismo, salvador de mí ser. Profeso la defensa del Estado de Israel, sin tomar partido en mis orígenes, creyendo en la  obligación humana de no repetición del holocausto, buscando compensación ideológica por expolio intelectual y material. Número de  la Licencia: 970255