La Protesta (quincuagésimo dominical 2.016)

La Protesta

La rebelión, es la forma decorosa de pararnos en nuestra propia posición y no movernos. En una trinchera y a su vez cañón de 140 caracteres, para resumir el descontento, la inconformidad y promover el libre discurso en la red (Twitter). 

Los sobrevivientes no estamos buscando un amor o conexos, estamos buscando un ‘nunca’ #VotoNO #AcciónPoéticaXElNo #DefendamosLaVictoriaDelNO pic.twitter.com/ncuZCmtu3p

— Jorge Moncada Angel (@JorgeEMoncadaA) 12 de diciembre de 2016


Para hacer e iniciar una protesta se necesita decencia y sobre todo imaginación. Sin embargo, podemos correr con suerte y las razones claves para la rebelión las proporcione el mismo gobierno. Ejemplo: leonina y regresiva reforma tributaria, desconocimiento de los resultados electorales, normatividad exagerada o insatisfacción por beneficios a terceros, mientras los nacionales somos reprimidos. 

Los gobiernos se convirtieron en clubes sociales, en sectas mercantiles, en entes que propenden por su propio bienestar o en el de sus maestros de títeres. Son oasis de seguridad familiar y personal, o son cajeros electrónicos de los turnantes del poder. 

Ahora la democracia es un estorbo para los que ostentan el poder. No es viable porque están anquilosados por el peso de sus propios peculados, injusticias, clientelismo, burocracia y corrupción.

No es tiempo de ponerle precio al presente para arriesgar el futuro. No vendamos el ahora para protestar  mañana. No hipotequemos capital para deshipotecar deuda. No fiemos un ‘yo tengo’ para pagar con un ‘yo tuve’. Un gobierno déspota con causa, es un tirano empoderado y un pueblo humillado.

Acción poética X el NO


La poesía es la mejor forma de matar la apatía de los frustrados. La poesía de protesta es la reacción decente ante la violencia institucional y de los medios comprados.

La acción poética X el No, reafirma la convicción de paz, el decoro para asumir los retos unilaterales impuestos por el régimen y la manera rebelde para encausar las letras al nirvana. Siendo un telegrama con destinatario alterno, advertido, cautelar y precavido.

No es tiempo de callar, tolerar o desconocer los peligros que acechan la democracia, la sociedad y la estabilidad macroeconómica. 

En medio de un mundo en crisis de valores. La democracia imperfecta, es la luz del mundo.  El libre tránsito, es una bendición. La libre dinámica económica, es un tesoro que debemos defender.

No esperemos, ni deseemos “ayudas económicas” para todo y para todos. Rublos recibidos sin esfuerzo personal, sin causa justificada de trabajo realizado o por paga acordada. Nada es gratis en la vida. Cuando nos dan sin contraprestación; a alguien le están quitando y los colombianos somos lo suficientemente inteligentes , trabajadores y capaces para conseguir el sustento propio y dé cada una dé nuestras familias. 

Sólo necesitamos una atmósfera adecuada, sin reformas tributarias regresivas y respeto por las decisiones democráticas. 


Jorge Enrique Moncada Angel
@JorgeEMoncadaA

El castro-chavismo no se ensaya, sé padece, sé sufre

El castro-chavismo es tan cierto cómo el día y tan oscuro cómo la noche

Lamento la Pena de Muerte (cuadragésimo noveno dominical 2.016)

Lamento La Pena de Muerte

Jorge Moncada Angel
No es un asunto folclórico pedir la pena de muerte en Colombia por crímenes deleznables, atroces y de alto impacto mediático. 

No es aconsejable llamar a la rabia a usurpar los avatares de la justicia y su paquidérmico transito en el laberinto de jurisprudencia, encaminada sobre legislación-  normatividad cero y leyes derogadas por reformas, -caducadas por desuso-.

Verse inmerso en un lío de semejantes dimensiones, como usuario activo de la justicia colombiana, desde casos simples hasta complejos.  Ser cliente de abogados y tener la sentencia dictada desde el inicio del proceso. Es la más tenebrosa experiencia de cualquier ciudadano.

No quisiera ver la pena de muerte en un país sin atisbo de justicia eficiente, sin leyes actualizadas, sin aparato investigativo adecuado, sin tecnología de punta para pruebas técnicas, sin base de datos consolidada, depurada y sin inventario etnológico, fenotípico, sociológico y  costumbrista de la nación colombiana.

Para citar un caso puntual, el Departamento de Planeación Nacional, no ha podido depurar la base de datos del Sisben. No sabe a quién beneficia. 

La justicia no es un sentimiento de indignación, ni un momento de euforia en linchamiento, acción por cegués de rabia, desahogo de amarguras o colusión grupal para matar.  

La justicia va más allá de lo humano, el juez oficia de ser sobrenatural, tiene el  poder de enterrar en vida o deshacer las cadenas de la ignominia. El juez administra, aplica o gerencia la justicia según su criterio. El error humano para quitar la vida de otro persona con fallo condenatorio en entorno de pruebas débiles, con archivos desordenados, con funcionarios corrompidos y amañados. No es justicia.

Advertidos, no es un  error humano, sino un homicidio culposo. Sentenciar a muerte a un inocente con el status de la justicia actual, es un asonada al debido proceso.

Entiendo el dolor, la frustración, el ánimo de ejemplo para no repetición, el apetito de justicia y la embriaguez, “pero conozco mí gente”.

El manejo presupuestal de la justicia está vinculado directamente al acontecer político, a las movidas del poder burocrático y a las pujas académicas concentradas en ejes seculares.
Sin justicia no puede haber cadena perpetua, ni pena de muerte, ¿para condenar a quién? ¿Al culpable o al inocente? ¿Con la ayuda de quién? ¿De falsos testigos o testigos muertos? ¿Quién se le mide a ser declarante sin musculo financiero para hacer fuerza en el desgastante y peligroso  papel de testigo?

Para equilibrar las preguntas que surgen de la actual ‘justicia del absurdo’, citaré al Nobel de Paz Elie Wiesel: “La neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio alienta al atormentador, nunca al atormentado”.

Jorge Enrique Moncada Angel

Cartago, Comercio sin Armas y Sin Escoltas (cuadragésimo octavo dominical 2.016)

Navidad Sin Armas 

Jorge Moncada Angel
Con el ánimo de contribuir con la construcción de la paz y por respeto al cliente y trabajadores de la digna actividad comercial.

Hacemos un llamado para no ir a los almacenes o boutiques con armas o escoltados. Además es por la seguridad de todos.

El comercio no debe ser inspirador de divisiones, miedos, asuntos ocultos, vías de hecho, revanchismo, politiquería o terrorismo normativo para  lucro legislativo. 

Con intención de reducir la competencia, enfrascándose en conflictos de intereses, creando una controversia poco sana al utilizar las misiones encomendadas en pro de la comunidad para satisfacer intereses personales o de grupos anquilosados en el poder, ilegales o vinculados con la corrupción política.

Enmarañando  a las pymes en  asuntos salidos de la realidad comercial y del sentido común.  

Para poder entender, interpretar o aplicar directrices nacionales en los asuntos comerciales, sé debe poner la intención del creador legislativo –sobre todo- para  reducir conductas, que afectan la libre competencia o la salud pública de la sociedad en mayor medida.

Sé debe entender, que en medio de un Estado débil, poco eficiente, corrupto y de una ciudadanía con cultura contraventora, el poder disuasivo de leyes duras, podría ser un mecanismo idóneo. Pero también podría ser fuente de injusticias.

Los encargados del orden comercial, podrían utilizar o utilizan el ejemplo cómo herramienta de control, es decir, apretar los dientes en caparazón blando, a pequeños y medianos empresarios, palestrados públicamente como ejemplo para otros.
La gente no aprende con ejemplos ajenos, sino por experiencia propia.

No hay diferencia entre unos y otros. Los escoltados y  sujetos armados, que entran a los almacenes a medirse ropa y pantalones, tienen nefastas intenciones y no las disimulan: 
  • La más repudiable conducta es pedir rebaja mientras acomoda y pasa el arma.
  •  La más aberrante conducta es la “erotización de la violencia”, un cortejo burlesco y amenazante.
  •  La conducta más dañina y violenta es exigir cambio por asuntos ergonómicos y de forma de quién los usa.

Ésta campaña de comercio sin armas y sin escoltas, tal vez “no le gustará”, se sentirá aludido, señalado y criticará lo poco efectiva que puede ser para la ventas y su creencia errónea, que nos importa su presencia en nuestras tiendas.

Notifico que es un asunto de respeto, seguridad para la gente a la qué no le gustaría portar un arma y no tiene antecedentes legales o ilegales para tener escoltas. Favor no venir a sitiar con el cuento qué es un derecho del consumidor o la gran responsabilidad que acarrea su trabajo.

No queremos compradores compulsivos con armas al cinto, preferimos pocas ventas impulsadas con el corazón. 

Publicación patrocinada por Almacén Oporto
Distribuidor Autorizado y Confiable Levi Strauss

Jorge Enrique Moncada Angel 

No queremos compradores compulsivos con armas al cinto, preferimos pocas ventas impulsadas con el corazón https://t.co/OLtIfj1KRQ

— ALMACEN OPORTO ® (@almacen_oporto) 6 de diciembre de 2016



Deforestación (cuadragésimo séptimo dominical 2.016)

Deforestación

Follow @JorgeEMoncadaA



Tengo deforestado el corazón, el civismo, la cultura ciudadana, la fe en él otro y la creencia en cualquier liderazgo en pro del  bienestar común de mis paisanos. 

No es la deforestación de los individuos arbóreos, permitida, aceptada y normalizada por las fuerzas vivas de una ciudad, la que causa el más grande deterioro ambiental…NO. Es el calentamiento global, la actitud frente al “quejoso” ambientalista, tildado de“enemigo del progreso”, agredido, asesinado y perseguido por el estamento en general. 

Dicha persecución y estigmatización es parte de la estrategia para ejecutar sin problemas, ni tropiezos las obras contratadas, sin tener en cuenta la defensa de lo ambiental. 


Desde que inicié acciones para detener la tala de los samanes de Cartago, siempre me embargó el temor de no lograr el cometido. Cuál es: la buena educación y la defensa de las zonas verdes y espacio público. De lo contrario, al fracasar, se deseducaría. Se daria paso al NO futuro: juventudes que creerán que talar árboles, es sinónimo de progreso. Generación de ciudadanos indolentes  y gestores de políticas depredadoras en su entorno natural, anti-políticas en función de la búsqueda del lucro y no de la conservación y sostenibilidad.

La vigencia paisajística de los árboles es los centros urbanos, pasó a segundo plano.  En las ciudades, ya no tenemos árboles o casi no. Pero lo más preocupantes es: estamos dejando un negativo ejemplo a los nuevos agentes sociales para que no les importen los árboles, la naturaleza y/o se guíen por el lucro, más no por el sentido común de estar ligados a los mencionados entes por la necesidad intrínseca humana de respirar oxígeno, que los mismos árboles producen, siendo además descontaminadores de las poluciones. Además efectivos capturadores de CO2, que emanan las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles para el transporte, industria, y la emisiones propias de los hogares.



La deforestación es un régimen de terror ciudadano, por su connotación totalitaria, deja huella de angustia existencial en sus víctimas y victimarios. Trascendiendo una  plantilla de sistema opresor: aprendida y aplicada por ambos. El dolor causado a las víctimas en ciertos momentos es replicado por acción u omisión- motivado por las circunstancias, inducido por la propia o extraña determinación de repetir el único ejemplo que conoce: dañar, talar y destruir.

Repetir, repetir y repetir malos ejemplos, son las consecuencias que deja la administración de la doble moral política y administrativa. ¿Para qué se politiza y monetiza la gestión ambiental?, sino es para cohechar con firmas de ingeniería, empresas mineras o acceder a puestos administrativos para sentenciar  vía resolución gobernativa la muerte de árboles, intervención de ecosistemas endémicos completos, autorizar las fumigaciones con glifosato en selvas de Colombia, autorizar rellenos sanitarios, minería en páramos, minería cerca a centros urbanos, minería en estrellas hídricas y ser cohorte de expropiación, desplazamiento forzado, desapariciones y demás vejámenes que trae la locomotora minera 100 % estatal, 100 % privado, extractivista, desmembradora territorial y social. Todo lo anterior es cercanamente descriptivo y fidedigno testimonio de lo hace el ministerio del medio ambiente y las corporaciones autónomas.
¿Cómo reforestar nuevamente el corazón de las personas?, creo que resarciendo el daño causado a los movimientos ambientales, por usurpación ideológica que padecen y deteniendo las vías de hecho y anquilosamiento en contra de su misión, labor e impulso. 

Jorge Enrique Moncada Angel

El Agente Climático (cuadragésimo sexto dominical 2.016)

Agente del Cambio Climático





Llevamos aproximadamente tres décadas tratando de activar la consciencia y la razón relacionado con la responsabilidad personal y comunitaria del efecto cambio climático -calentamiento global- de/por nuestras acciones, hábitos y modo de vida.

Todavía existen escépticos, negacionistas y opositores a la teoría del cambio climático causado por el hombre. Algunos lo atribuyen a un ciclo natural de bajas y altas temperaturas y otros más fanáticos al cambio del eje geo-estacional, geo-espacial de rotación de la tierra en la bóveda celeste.

Teorías sofísticas que citan cómo puntual efecto la  destrucción de la Atlántida, el continente mitológico y el desplazamiento de la raza “superior” que sobrevivió al cataclismo.

Reza el eufemismo: ‘hecatombe climática es inevitable, defensiva y ofensiva según la teoría’ “mística”.

Veo aberraciones, tales como competencia desleal para impulsar el cambio climático.  Achacar a las vacas la responsabilidad por producir gases de efecto invernadero (metano). Y en respuesta, detractores de este argumento, señalan a los pesticidas, fungicidas, herbicidas utilizados en la agricultura por procurar desertificación, contaminación de aguas y muerte de insectos como las abejas, cuya desaparición causarías la interrupción del ciclo de fertilización de las flores, por ende desabastecimiento alimentario por falta de cosechas.

Los productores de motores de combustión para automóviles señalan a los fabricantes de motores para aviones como lo grandes contaminantes, y la industria aeroespacial insta a producir medios masivos de transporte, desestimando el uso del automóvil.

Otros más osados cómo Stephen Hopkins promueve la colonización espacial como la vía más efectiva para preservar la especie humana y el único camino para supervivencia particular del conglomerado. Yo comparto está afirmación sin desconocer los peligros que acarrearía la carrera espacial y la demanda de “tierras raras”, minerales y recursos para esta empresa.

Otros “insinúan” la eugenesia para controlar la superpoblación y  así mitigar el cambio climático. La más conocida “insinuación” es la incrustación y proliferación de guerras estratégicas por cuenta del control de territorios y recursos hídricos-minero-energéticos, con los consecuentes embates para fin fáctico o en defecto desplazamiento forzado de población para migraciones oceánicas, transcontinentales. (Población del África subsahariana, Medio Oriente vía a Europa).

La política y el complejo manejo del mundo demuestran tener cierta congruencia entre las oportunidades generales e individualización del ser humano. 

Todas las personas son “gestoras” de su propio devenir en medio de los profundos cambios que se generan por el cambio climático y superpoblación. Ningún ser humano tiene derecho en decidir el futuro de sus congéneres, sección poblacional, pueblo, raza, país, territorio, sino es por medio de las vías democráticas y en el marco de los Derechos del Hombre y el Ciudadano.

Ser gestor de cambio climático es aceptar la responsabilidad por las emisiones directas e indirectas que genera. Agente de toma de acciones  -agente humanitario –agente de mitigación- agente para reducir efecto global del miedo y desmoralización humana –individualizando- gestionando cambios de hábitos, consumos y actuando en pro- de mí responsabilidad de mitigar mi propio calentamiento global y el que me rodea.

Soy agente climático para hacer del cambio climático un gestor de consciencia global.

Jorge Enrique Moncada Angel 
Patrocina:
www.almacenoporto.com.co

Aleluya ( cuadragésimo quinto dominical 2.016)

Aleluya

www.jorgemoncada.co
Ganó el Brexit: que es la salida del Reino Unido del lavadero de atrocidades de la segunda guerra –La Unión Europea.

Ganó el Voto NO: Decisión resultante de consulta popular en Colombia para refrendar o no el “acuerdo de paz”, Farc-Santos: Gobierno Colombiano, grupo guerrillero marxista-leninista, levantado en armas. 
Ganó Hillary el voto popular pero No la presidencia de Estados Unidos.
En U.S.A no ganan las mayorías, sino, las colegiaturas por Estados. Una lucha interna de poderes en un país federalista.

En relación con el Brexit, la orgullosa Libra Esterlina, “nunca” fue suplantada por el Euro y el Canal de La Mancha “jamás” se ancló cadena, desde el territorio continental hasta el insular. Es más, desde otros hemisferios el significado de Brexit (British Exit), fue entendido ‘a posteriori’.  Fue un secreto a voces de folklor, cuestionado sólo por los acentos y aceptado por los estudiantes de idiomas de todo el mundo, más que por los propios británicos.

Las personas que saben decir NO, toman las mejores decisiones, cuando deben decir SÍ con el corazón.
Colombia ganó más con el triunfo del NO, que en cualquier otra consulta democrática. Menos mal el Presidente Santos se ganó el Nobel de Paz, para anteponer el anhelo colectivo de una verdadera “paz estable y duradera” sobre la vanidad personal”, que es el pecado favorito del “abogado del diablo”.

Gran Bretaña ganó más con su opinión popular al tildar a la UE de “inservible” concierto para delinquir, unión de países para coludir en el ocultamiento común del espíritu  xenófobo, colonialista, racista y aprovechado de la Unión Europea.

Estados Unidos ganó más con el triunfo de Trump, que con el continuismo de Hillary. Se puede interpretar como la “renovación del sueño americano”. Cualquier cosa puede pasar, tanto para usted, como para mí.

Los millennials deberían estar muy positivos y orgullosos de la democracia que ostentan y que heredaron, una democracia fuerte, robusta, autentica y  transparente. Una herramienta para elegir y ser elegidos. Una democracia que permite los imposibles. Ahora no necesitan rezarles a santos para conseguir empresas inalcanzables. Simplemente depositar en urnas la opción real y verdadera de cambio. Su propio cambio.

No podemos negar la gran influencia del  ‘Reality Show’, “The Apprentice”, en la cultura emprendedora, innovadora y  de  ‘Startups’. Empresas creadas por personas naturales y normales desde un garaje, solos, olvidados, abandonados, desechados por la sociedad tradicional y tirados a la basura. -Resarcidos por el trabajo-. Las pequeñas ciudades ahora son gigantes innovadores del mercado de la Internet, y la simple herramienta de un computador, es un mundo al alcance.  

Y/O la motivación inducida para ser un verdadero vendedor, puerta a puerta, cara a cara, desempeñándose en el mercado de pulgas o en ‘Wall Street’. 

Y/O las titánicas siembras y recolecciones creativas de actividades dinámicas para crecer en pro de un producto o intangible.

Mi posición como pequeño empresario me lleva a sentirme encolegado con el triunfo del Presidente Donald Trump, con el “saber decir NO”, y  con el “libre desarrollo de la personalidad” que significa el ‘Brexit’.

Soy parte directa o indirecta de la cosecha “De los Aprendices”.

Jorge Enrique Moncada Angel
Píntate el dintel del alma, sé gestor de tú propio rumbo, empodérate del timón del destino
Lema Almacén Oporto Cartago 

CVC Pague Su Huella de Carbono (cuadragésimo cuarto dominical 2.016)

CVC Pague Su Huella de Carbono
(Juicio a las Corporaciones Autónomas)


Jorge Moncada Angel
Les notificamos a las corporaciones autónomas regionales, que el mundo les cobra  su propia huella de carbono, dejada durante más de 60 años por su ambiguo manejo de los recursos naturales del país, que en otrora, érase el más rico en recursos naturales del mundo y convertido territorialmente en mina a cielo abierto y sus ríos en sistemas de aguas servidas. 

En medio de éste  cobro coactivo, habrá un juicio, donde podrán hacer sus descargos, todo cubierto con  manto de garantías al debido proceso.

Es menester indagar sobre el origen oscuro de las corporaciones autónomas regionales. A mí parecer, y bajo la gravedad de la buena fe y conocimiento propio del buen oyente; testifico tener testimonio sobre directrices sectarias, perniciosas, fascistas de sus miembros activos, retirados y jubilados.

Llego a estas conclusiones a partir de la realidad vivida, de la destrucción reinante y la corrupción latente. El discurso de odio y despotismo es misión y visión de las corporaciones ambientales regionales, aunque digan lo contrario. Utilizan el embudo de la ley: administrar justicia ambiental –dura- para los pequeños contraventores y –blanda- para infractores de mayúsculos detrimentos ambientales.

Sé, que la más segura respuesta a estos señalamientos es la retaliación, la mala atención, negación de servicios, señalamientos y condena al ostracismo de los ambientalistas que denuncian sus nefastas gestiones ambientales.

Dichas actuaciones enmarcadas en el ocultamiento de planes de mitigación del calentamiento global concertadas en el concierto de las naciones (Protocolo de Kioto, Cumbre de París 2.015) a los cuales tenemos derecho de conocer y ser partícipes como fuerzas resistentes a la depredación sistemática de la naturaleza de la cuál ustedes corporaciones dejan una inmensa huella de carbono por sus decisiones administrativas.
El juicio se llevará a cabo, con una metodología sencilla:
Poner sobre la mesa los resultados de emisiones de gases de efecto invernadero debido a sus actuaciones y resoluciones administrativas por ejemplo: resolución Nº 0100-0833 de 2.011, expedida por la dirección regional CVC y renovación de la misma por 5 años más el 01 de agosto de 2.016: que permite la quema de la caña durante la cosecha, convirtiendo al Valle del Cauca en inmenso crematorio de fauna y vegetación.

Se calcula por un estudio hecho en Costa Rica titulado: “BALANCE DE CARBONO EN LA INDUSTRIA AZUCARERA”

Autor: Ing. Hannia Ivette Thiele Mora, con la colaboración del joven Adrian José Dobles Elizondo.
Azucarera El Palmar S.A., Puntarenas, Costa Rica




En la tabla Nro. 6 del estudio indica: por cada hectárea de caña quemada se emiten 8,9 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.


Quema de cañales
Unidades Base
(Ha)
X
Total emisiones CO2 / hectárea
(Ton CO2/Ha)
=
Cantidad de CO2 liberado
(Ton)
Caña quemada
 08-09
09-10
738,38
4 892,22
8,99
7 178,11
43 981,02

El Valle del Cauca tiene 225.560 Ha, cultivadas. Sí multiplicamos por 8,9 ton de CO2 emitidas en cada quema, nos da la aterradora cifra de 2’007.484 toneladas de gases de efecto invernadero engrosando semestralmente la receta del desastre vía  efectos del calentamiento global (sequías o inundaciones extremas). Una huella de carbono gigantesca, traducida en bonos de carbono, que la CVC le debe pagar al conjunto de la humanidad. 

Jorge Enrique Moncada Angel
@JorgeEMoncadaA

Plebiscito, Billete Chimbo (cuadragésimo tercer dominical 2.016)

Plebiscito, Billete Chimbo



El plebiscito por la paz es un billete malo (chimbo), no tiene reconcomiendo legal, parece verdadero, pero carece de autenticidad. Aunque se ganó, no tiene valides.

Hemos intentado adquirir algún derecho con el triunfo del no, pero aparecen más sapos para tragar: infernal reforma tributaria, zonas fantasmas territoriales, nuevos diálogos desobligantes, acuerdos iguales o peores; todo al tenor del antojo del perdedor.

¿Qué tipo de democracia da el triunfo al perdedor?, ¿Qué clase de democracia es ganar para perder? Colombia no es una república democrática de tres poderes: es un virreinato contra un pueblo, dividido en dos. “Divide y domina” máxima utilizada por Julio Cesar y Napoleón Bonaparte; ambos “emperadores”.

Los sapos son verrugosos, húmedos, pero la generación 2.0 vienen envueltos en “alambre de púas”. Muchos colombianos falleceremos por bronco aspiración al tratar de tragar los sapos de la infernal reforma tributaria, otros más pudientes; harán el reto de tragar el sapo alambrado. A esos!! les deseamos mucha suerte, para no claudicar en el intento.
 

¿Cómo no ser un país esquizofrénico y paranoico? Si a la corrupción la siguen alimentado con los bocados de colombianos de la clase media, con los últimos reductos de campesinos juiciosos y con las tiendas de barrio. Para darle paso a grandes monopolios transnacionales de la venta al detalle y  explotaciones mineras  multinacionales en todo el Territorio nacional. 


El cambio climático es una realidad y los desplazamientos de población son la principal consecuencia. Gobernantes colombianos han caído en la trampa de desplazar a sus propios habitantes para darle paso a nuevas hordas de migrantes víctimas del  calentamiento global.  Tenemos varios entes encargados del desplazamiento por vías administrativas para mimetizar los impactos. No hay expropiaciones explícitas pero si reglamentarias.

El plebiscito es un billete chimbo, el acuerdo de paz resultado de la refrendación, que tan  alardean los firmantes  para el caso de inversión para el campo; es falso. La reglamentación, la normatividad es para el campesino, comerciante y ONG’s de buen corazón promedio;  es incumplible. Inconsciente y conscientemente el pueblo lo sabe, por eso dijo que NO. 

¿De dónde sacará el gobierno los recursos para el pos-fracaso? Bueno, de donde pueda agarrar “del puro criollo”.
Estamos frente a una masiva migración colonialista, causada por el calentamiento global, que impulsó la llegada de toda la parafernalia europea que busca el abatimiento de la sociedad  colombiana y diseñó la transpolarización cultural. Seremos extranjeros en nuestra propia tierra.

Jorge Enrique Moncada Angel 

Cartago, Regalías Sin Raíces (cuadragésimo segundo dominical 2.016)

Cartago, Regalías Sin Raíces



Los ambientalista de Cartago realizaron visita a terreno: construcción, Avenida Santa Ana y Obras complementarias que adelanta el Consorcio Villa de Robledo. (Consorcio foráneo con nombre regional).

Desde la zona cero de la obra: la plaza de ferias. Encontramos maltrato a los árboles que siguen aún en pie, y fueron salvados por los ambientalistas. Estos árboles son golpeados por la maquinaria y clavados con enormes puntillas para realizar la separación con tela, senderos peatonales y zonas de trabajo.


El espíritu de maltrato, ha sido la común herramienta desde el inicio de la obra. Son malas maneras las que utilizan la clase política y contratantes para menospreciar a la comunidad, tales como engaño, desinformación, silencios administrativos – camino que usan  para relacionarse  con los “quejosos ambientalistas”-, que velan  por el derecho al ambiente sano,  derecho al esparcimiento y  dignas zonas verdes. 


El desprecio a las veedurías ciudadanas es tan grande,  que los accionantes de la audiencia pública ambiental, desarrollada el 23 de noviembre de 2.015, para oponerse a la tala de árboles, tuvieron que interponer una acción de tutela por la vulneración al debido proceso e información, cuyos derechos fueron transgredidos por la Corporación Autónoma Regional CVC, al no comunicar debidamente la resolución salida de la audiencia pública. (audiencias, que según Corporaciones Autónomas son informativas, no de debate o decisorias). 

Vale recordar, que el Tribunal Superior de Buga, encontró vulnerado el derecho al debido proceso e instó u “obligó” a la CVC a rehacer la resolución, con el acompañamiento de la comunidad (cosa que no cumplió). Tramite administrativo de  aprovechamiento forestal que pidió la Alcaldía de Cartago para el inicio de la obra.

Aquí surgen varias preguntas: ¿por qué la CVC no rehízo la resolución, llamando a la comunidad a realizar la Audiencia Pública para hacer un ‘acompañamiento integral a la intervención’? (De hecho fue la comunidad quien pidió la audiencia pública para oponerse a la tala, NO la CVC) cuál quedó en entre dicho por el fallo del Tribunal Superior de Buga.
¿Por qué iniciaron la tala de los árboles, sí la resolución quedó sin valides por el efecto de la tulela interpuesta?, ambas acciones son un desacato.

Rehecha la resolución a su antojo, el Consorcio Villa de Robledo, tala más árboles, de los que tienen permiso: hasta el momento se han contabilizado 10 individuos arbóreos talados sin aval de erradicación. Pero la CVC parece que desapareció de la atmósfera de la ciudad, no hace actos de presencia, ni control.  Es una violación fragrante de normatividad  nacional, multilateral y clara cesación de sus funciones.
Los proyectos de regalías en Cartago, no tienen raíces, ni sentimientos, ni consideración con los ciudadanos, ni con el medio ambiente por el hecho de usurpar el civismo y arraigo por la comarca.
Son proyectos con recursos de regalías realizados por grupos satélites  de contratación con filosofía nómada, que llegan, destruyen, aprovechan y se echan a perder. (la comunidad teme que quede en el limbo la reposición arbórea).

Es el caso del proyecto de regalías destinado a los Bordados de Cartago. Se realizó, y no dejó sino “pesares”. Puntualmente, división, falta de insumos, falta de maquinaria, falta de agremiación, falta de visibilización de las bordadoras, falta de reconocimiento a los artesanos, falta de equipos. Lo más triste del proyecto es el empujón para seguir en la pobreza, en la trastienda y el olvido a nobles y humildes artesanas, que continúan condenadas a la informalidad laboral, explotación y esclavitud moderna. 

Un proyecto de  $ 5.000 millones, que sólo dejó millas acumuladas en las aerolíneas por “viajes a Miami” de unos cuantos nuevos cartagüeños y unas pobres notas periodística sobre agencias de modelaje. Qué cumplió más la función de publirreportaje comercial privado, que proyecto de capital humano de la  Villa de Robledo.

El pueblo de Cartago es mayúsculo frente a sus gobernantes, tiene un alma tan grande, que no puede tener cabida en medio de la corrupción reinante de la administración municipal,  departamental y CVC.

No dejemos que la vida,  rehaga y recomponga el túnel bordado de árboles,  que perdimos por  el insaciable  lucro impúdico de los nómadas de la corrupción, profesionalizados en contratos de regalías y muy bisoños en la reposición arbórea y trato humanizante… Luchemos – Más árboles, menos corrupción. 

Jorge Enrique Moncada Angel

Llueve Ceniza (cuadragésimo primer dominical 2.016)

Llueve Ceniza





¿Qué la desgracia más grande del mundo todavía está entre nosotros?, No, exactamente. Está sobre nosotros y se acumula en los píes.  Aún llueve ceniza.

En el libro de Primo Levi, Sí esto es un Hombre: iniciando su narración del campo de trabajo de Buna, sub campo de Auschwitz (campo de concentración) conocido cómo Auschwitz-Buna (Monowitz)  : « un joven intercambia palabras con los recién llegados (deportados), que preguntaban por sus elementos de aseo y el joven respondió  […]: “…vous n’êtes pas à la maison: no estáis ya en vuestra casa, esto no es un sanatorio, de aquí sólo se sale por la chimenea”».

Con miras a explicar la generalizada idea que el Holocausto aún está entre nosotros. Citaré a La UNESCO, que “adoptó una resolución que rechaza la conexión judía histórica de los sitios sagrados de Jerusalén” (www.timesofisrael.com).

Y escribió bajo eufemismos el  epíteto para la “solución final a la cuestión Judía” desde las Naciones Unidas en relación al “Muro de los Lamentos” de la Ciudad Santa, y añade: 

“La herencia de Jerusalén es indivisible, y cada una de sus comunidades tiene derecho al reconocimiento explícito de su historia y su relación con la ciudad”, dijo Bokova en un comunicado. (Director General de la UNESCO, Irina Bokova de Bulgaria).

Primeras repercusiones: “La aprobación de esta resolución será vista por muchos como el fomento y la validación de más ataques terroristas palestinos contra civiles israelíes”
– El rabino Marvin Hier y Abraham Cooper (www.wiesenthal.com)

Analizando el comunicado de la directora de la UNESCO, la señora Bokova, encontramos alusión directa a la propia determinación de los pueblos de adquirir, tener, conservar, difundir su propio reconocimiento de los sitios sagrados “explícitos” o no. Según su propia religión, significado y momento histórico del cual han sido parte.

¿Es acaso qué la comunidad Judía del mundo es la única que no puede tener lazos o  derechos al “reconocimiento  explícito de su historia” o de sus sitios sagrados?. 

Colocar fe a las piedras, dividir las piedras según la fe que irradien o quimera  semejante, es un despropósito de la UNESCO. Peor aún, llegando más lejos, al detestable negacionismo o a la capacidad auto-formada y dolosa para no reconocer al otro por el apropio de su fe que ve y que el otro no practica.

Debo recordar tajantemente, que el negacionismo es condenable desde todo punto de vista y es la puerta de entrada al antisemitismo de vías de hecho y considerado una conducta punible desde el uso inadecuado del lenguaje.

Llueve cenizas de fe, llueve simbólicamente los despojos de la quema de La Biblia, de donde surgen, muchas de las religiones que practican fe en la Ciudad Santa y tienen derechos “explícitos”  sobre su propias creencias de origen  Judeocristiano, para retroceder históricamente, sólo 2.016 años.

Jorge Enrique Moncada Angel
@JorgeEMoncadaA